martes, 24 de marzo de 2015

ROSQUILLAS "DE MI TÍA TERESA"



Estas rosquillas las aprendí a hacer cuando era niña, me enseñó mi tía Teresa. 

¡Qué recuerdos aquellos!.Las dos en la cocina y, con las manos bien limpias ( requisito indispensable si quería ayudarla) hacía las bolitas de masa para después freírlas.

Cuando las hago, el olor a rosquillas que inunda mi casa me transporta a mi niñez. ¡Recién hechas son irresistibles!

Esta receta a perdurado a los largo de los años en el recetario familiar, las preparamos sobre todo para los Santos y Semana Santa. 

Recién fritas, aún calientes, están tiernas y con un delicioso sabor a anís. Frías se pueden conservar en un recipiente hermético varias semanas.

¡Aquí os dejo la receta !





PRESENTACIÓN
-------------------------
Se colocan en plato sobre servilleta.

INGREDIENTES 
------------------------
  • 1 huevo
  • 3 cucharadas soperas colmadas de azúcar
  • 3 cucharadas soperas colmadas de licor de anís 
  • 3 cucharadas soperas colmadas  de aceite de oliva suave ( frito y frío)
  • 280 g. de harina (aproximadamente )
  • 1 cucharadita  de anís en grano
  • aceite de oliva suave para freír
*Nota: Suelo triplicar la receta y me sale una buena bandeja de rosquillas.


PREPARACIÓN
------------------------
Se baten los huevos con el azúcar,  añadiendo progresivamente el licor de anís, el aceite frito y frío y el anís en grano. Añadir la harina e ir trabajando la masa hasta que quede fina y se  despegue de las manos. Dejar reposar la masa 15 minutos cubierta de un paño de algodón. Pasado este tiempo se forman unas bolitas de masa que estiraremos hasta formar unos palos, que uniremos por los extremos hasta formar las rosquillas. Se fríen en sartén onda, con abundante aceite,  a fuego moderado,  dejándolas desarrollar hasta que tomen bonito color. Se sacan del aceite y se van poniendo en un plato con papel absorbente.




Batir bien los huevos con el azúcar.

Añadir el licor de anís, aceite y anís en grano. Batir.

Añadir la harina y trabajar la masa hasta que quede fina.

Formar las rosquillas y freír.



¡Buen provecho!




Publicar un comentario