martes, 28 de abril de 2015

PASTELITOS DE QUESO FLOR DE ESGUEVA




Hoy os presento estas mini tartas de queso Flor de Esgueva. Este queso está   elaborado con leche cruda de oveja recogida en Castilla y León y tiene un sabor excepcional. El hecho de utilizar sólo leche cruda para su elaboración permite obtener un queso "vivo" con un sabor y una textura característicos. Por eso lo he elegido para elaborar estas mini tartas, que con la crema de membrillo, forman un postre elegante y delicioso. 

¡Aquí os dejo la receta!







PRESENTACIÓN
Sobre la crema de membrillo colocamos un triángulo de queso Flor de Esgueva, encima de ésta, una nuez, y rociamos con un hilo muy fino de miel.

PREPARACIÓN
  1. Cortar los círculos de bizcocho con los moldes de mini tartas. Disponer los moldes en una bandeja. Poner alrededor una tira de acetato.
  2. Poner de base  los círculos de bizcocho recortados.
  3.  Mojar cada uno de los moldecitos con base de bizcocho con el jarabe. 
  4. Añadir el batido de queso. 
  5. Dejar enfriar hasta que cuaje. Añadir por encima la crema de membrillo. 
  6. Dejar enfriar toda la noche. 
  7. Disponemos cada mini molde sobre un plato. Quitar el molde, la tira de acetato y decorar.



Bases de bizcocho: Batir 60 g. de azúcar junto con dos huevos hasta que formen relieve. Añadir 50 g. de harina tamizada. Extender la masa en placa de horno (forrada con papel sulfurizado) lo suficiente para que nos de para formar  unos 8 mini  moldes. Hornear a 180 ºC de 10 a 15 minutos.

Jarabe para mojar el bizcocho: Poner en un cazo 150 ml. de agua con 150 g. de azúcar y dejar que de un hervor. Retirar y templado empapar con brocha pastelera el bizcocho.

Ingredientes para el batido de queso:
  • 80 g. de azúcar
  • 40 ml. de agua
  • 6 hojas de gelatina ( 10 g. )
  • 3 yemas de huevo
  • 250 g. de queso crema 
  • 250 ml. de nata para montar
  • 80 g. de queso rallado Flor de Esgueva

Elaboración batido de queso:  

  1. Preparar un almíbar con el agua y con 160 g. de azúcar hasta el punto de bola blanda (116 º C). 
  2. Ponemos las láminas de gelatina en remojo durante 5 minutos. 
  3. En otro bol batimos las yemas y, cuando esté al punto el almíbar, vertemos por encima, poco a poco, sin dejar de batir con batidor de varillas eléctrico, hasta formar una crema pálida con relieve. Seguir batiendo hasta que se enfríe la mezcla. 
  4. Apartar 50 ml. de nata y calentar hasta que llegue al punto  de ebullición.
  5. Escurrir bien la gelatina ablandada  y diluir en la nata caliente y templar sin dejar que cuaje. Retirar.  
  6. Batir el queso crema junto con la nata hasta que forme picos suaves. Añadir el queso rallado Flor de Esgueva y mezclar.   Añadir la gelatina disuelta ( ya templada )a la mezcla de nata y queso . 
  7. Agregar, poco a poco la crema formada con las yemas y el almíbar. Remover con movimientos envolventes hasta formar una crema homogénea. 
  8. Verter en los moldes de mini tartas sin llenar del todo, ya que luego extenderemos la crema de membrillo.
  9.  Dejar cuajar en frío. Cuando haya cuajado disponemos la crema de membrillo y dejamos enfriar toda la noche.


Crema de membrillo: Calentar 300 gramos de carne de membrillo de calidad con medio vaso de agua, un clavo de olor y un chorrito de limón. Llevarlo a ebullición y dejar cocer al mínimo unos 5 minutos. Retirar el clavo. Pasarlo por la batidora para que quede fina la crema. Dejar enfriar.





























Publicar un comentario