miércoles, 8 de julio de 2015

TARTA DE QUESO Y FRAMBUESAS






La tarta de queso es uno de los dulces más comunes del mundo aunque existen infinidad de variedades. Para hacer esta tarta he elaborado un delicioso batido de queso crema que se coloca sobre una fina capa de bizcocho, previamente horneado, para después cuajar en frío. Yo la preparo con antelación, de un día para otro. ¡ Aquí os dejo la receta !


Presentación: Extender la mermelada de frambuesa y con un cortador cuadrado se forman las porciones de tarta, adornándolas con bonita flor.

Preparación: Poner en la base de un molde rectangular desmontable de 34 x 24 cm., o aproximado, la base de bizcocho. Empapar con jarabe. Añadir el batido de queso. Dejar enfriar hasta que cuaje, a ser posible toda la noche. Extender la mermelada sobre la superficie y dejar enfriar otra hora más. Abrir el molde, quitar el aro y dejar la tarta sobre la base  del molde. Con cortador cuadrado formar las porciones y, con ayuda de una espátula  metálica lisa, emplatarlas. Decorar.

Base de bizcocho: Precalentar el horno a 180 º C. Forrar una bandeja de horno con papel sulfurizado. Batir 100 g. de azúcar junto con 4 huevos hasta que formen relieve. Añadir 50 g. de harina tamizada y 50 de maicena, junto con una cucharadita rasa de levadura. Extender la masa en placa de horno . Hornear a 180 ºC  durante unos 12 minutos.


Jarabe para mojar el bizcocho: Poner en un cazo 300 ml. de agua con 250 g. de azúcar y dejar que de un hervor. Retirar y, templado, empapar con brocha pastelera el bizcocho.

Ingredientes para el batido de queso:
  • 160 g. de azúcar
  • 80 ml. de agua
  • 12 hojas de gelatina ( 20 g. )
  • 6 yemas de huevo
  • 500 g. de queso crema 
  • 400 ml. de nata para montar
  • 1 cucharada le zumo de limón

Elaboración batido de queso:  Preparar un almíbar con el agua y con 160 g. de azúcar hasta el punto de bola blanda (116 º C). Ponemos las láminas de gelatina en remojo durante 5 minutos. En otro bol batimos las yemas y, cuando esté al punto el almíbar, vertemos por encima, poco a poco, sin dejar de batir con batidor de varillas eléctrico, hasta formar una crema pálida con relieve. Seguir batiendo hasta que se enfríe la mezcla. Batir el queso crema junto con la nata hasta que forme picos suaves. Añadir el zumo de limón. Escurrir bien la gelatina ablandada  y diluir en 1 dl. de agua muy caliente y templar sin dejar que cuaje.  Añadir la gelatina disuelta a la mezcla de nata y queso. Agregar, poco a poco la crema formada con las yemas y el almíbar. remover con movimientos envolventes hasta formar una crema homogénea. Echar este preparado en el molde, sobre el bizcocho almibarado.Dejar enfriar hasta que cuaje. (Yo la preparo de un día para otro) 

    COBERTURA DE FRAMBUESA: Utilizaremos mermelada casera o una conserva  de mermelada de frambuesa comprada de calidad. Unas dos horas antes de servir, templamos la mermelada en un bol, en el microondas y la extendemos sobre la superficie de la tarta. Dejar enfriar bien la mermelada hasta la hora de servirla.,Abrir el molde, quitar el aro y dejar la tarta sobre la base  del molde. Con cortador cuadrado formar las porciones y, con ayuda de una espátula  metálica lisa, emplatarlas. Decorar.

    LA RECETA EN IMÁGENES:


    Empapamos la plancha de bizcocho.

    Batimos bien el queso crema con la nata.
    Formamos una crema con las yemas y el almíbar, para después unir este preparado con el queso, la nata y la gelatina.








    Publicar un comentario