martes, 24 de noviembre de 2015

LECHE FRITA



La leche frita es una receta típica del norte de España. Es un dulce elaborado con harina cocida en leche aromatizada (con canela o cítricos) y azúcar hasta que espesa, cortándose, la masa resultante, en porciones que se fríen en aceite bien caliente.Se sirve espolvoreado de canela en polvo y azúcar glas. En esta receta he puesto mitad de harina y mitad de maicena para que la leche frita quede más fina. Puede hacerse de otro sabor , como es el chocolate, añadiendo una o dos cucharadas de cacao en polvo a la mezcla de harinas.Aquí os dejo la receta tradicional.¡Deseo que os guste !.


PRESENTACIÓN: Se sirve caliente espolvoreada de azúcar glas y canela.

INGREDIENTES:
  • 200 g. de azúcar
  • 50 g. de harina
  • 50 g. de maicena
  • 1l. de leche entera
  • 1 rama de canela 
  • la piel de una naranja
  • azúcar glas y canela para espolvorear
  • aceite de oliva suave para freír
  • 1 huevo y pan rallado para empanar

ELABORACIÓN:
  1. Reservar un vaso de leche y poner el resto a calentar junto con el azúcar en una cazuela. Agregar la rama de canela y la piel de la naranja. Cuando de un hervor apagar el fuego y reservar.
  2. Tamizar las harinas en un bol. Verter el vaso de  leche fría que habíamos reservado y remover muy bien con una varilla manual hasta que no queden grumos. Agregar el resto de la leche caliente y colar todo el preparado a una cazuela.
  3. Cocinar a fuego suave sin dejar de remover con la varilla hasta que espese. Pasarlo a una fuente cuadrada y dejar enfriar bien.
  4. Cortar la crema en cuadrados. Rebozarlos en huevo y pan rallado, freír en una sartén con aceite caliente. Sacar y disponer sobre un plato forrado con papel de cocina absorbente.
  5. Emplatar y espolvorear con azúcar glas y canela.
LA RECETA EN IMÁGENES:

Poner a cocer la leche junto con el azúcar, canela y cáscara de naranja.

Tamizar las harinas.

Diluir las harinas con la leche fría.
Es importante que no queden grumos. Añadir la leche caliente y colar.

Cocinar a fuego moderado, sin dejar de remover, hasta formar una crema fina.

Retirar del fuego cuando de el primer hervor.

Verter la crema en una fuente cuadrada y dejar enfriar.

Cortar en cuadraditos.

Rebozar en huevo 

y en pan rallado fino.

Ya está lista para freír.

Freír en aceite de oliva suave bien caliente y, dorar por las dos caras.


Espolvorear con azúcar glas y canela.

¡ BUEN PROVECHO !






Publicar un comentario