domingo, 19 de junio de 2016

TARTA DE ARÁNDANOS NATURALES




Las tartas con fruta natural de temporada son fáciles de preparar, vistosas y muy ricas. Esta tarta está formada por una base de pasta azucarada completamente horneada, rellena con una crema pastelera aromatizada con vainilla natural sobre la que se colocan los arándanos de temporada glaseados con gelatina . El resultado es una tarta vistosa, ligera en textura y con una combinación de sabores perfecta. 




INGREDIENTES:


  • Una base para tarta horneada de 25 cm.
  • 300 g . de arándanos frescos en su punto de maduración
  • 1 taza de gelatina de grosella o de frutos rojos ( 230 ml. )
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 2 cucharadas de coñac
  • 1 y 1/2-2  tazas de crema pastelera fría

UTENSILIOS:
  • Una brocha pastelera
  • Un termómetro confitero
  • 2 cazos
  • Film transparente


ELABORACIÓN:



  • Preparar la base de pasta quebrada azucarada.
  • Limpiar y secar cuidadosamente los arándanos. Reservar.
  • Hervir en un cazo pequeño la gelatina de grosella o de frutos rojos con el azúcar y el licor hasta que al remover con la cuchara, las gotas que se desprendan queden pegajosas ( 108 º ).
  • Pintar en interior de la base de la tarta con una fina capa de glaseado y esperar 5 minutos a que se seque. Con ello, la base de la tarta quedará impermeabilizada, evitando que la base de la tarta absorba la humedad de la crema.  Reservar el resto del glaseado para dar brillo a la tarta. Si se ha endurecido, calentar ligeramente.
  • Extender una capa de crema pastelera fría en la base de la tarta utilizando la manga pastelera para repartir la crema uniformemente.
  • Disponer los arándanos por encima y extender con un pincel una fina capa de glaseado para dar brillo a la tarta.



¡ Deliciosa !


Publicar un comentario