viernes, 7 de octubre de 2016

GRATÍN DE ESPINACAS


Las espinacas son un alimento riquísimo en minerales y en vitaminas. Podemos encontrarlas todo el año en el mercado. Están compuestas mayormente por agua y, la cantidad de grasas e hidratos de carbono es muy baja , siendo uno de los vegetales que más proteínas contiene. Además, es rica en fibra, resultando muy beneficiosas para nuestra salud.
Esta receta de espinacas gratinadas al ajillo queda muy rica y sabrosa siendo la  mezcla de sabores deliciosa. Es ideal para que los más pequeños empiecen a comer espinacas y se aprovechen de sus múltiples beneficios.
¡ Aquí os dejo la receta !




INGREDIENTES:

  • 300 g. de espinacas lavadas y cortadas
  • 2 dientes de ajo pequeños
  • 50 ml. de vino blanco
  • 100 ml. de nata para cocinar
  • unas virutas de jamón
  • queso rallado para gratinar
  • sal
  • AOVE ( Aceite de oliva virgen extra )

ELABORACIÓN:
  1. En una cacerola honda sofreír el ajo. Cuando se empiece a dorar echar las espinacas bien lavadas y troceadas. Dejar que reduzcan hasta que las hojas queden  lacias.
  2. Volcar las espinacas en un colador, colocado sobre un plato hondo,  para que suelten todo el jugo. Reservar.
  3. Mientras, en la misma cacerola, echamos el vino y dejamos evaporar hasta que se haya reducido casi por completo. Nos ha de quedar un hilo de vino en el fondo de la cacerola.
  4. En este momento volvemos a echar las espinacas a la cacerola y salteamos. Agregamos la nata, salamos y dejamos cocer las espinacas de 5 a 7 minutos. Podemos agregar algo de jugo del  que soltaron las espinacas, pero no demasiado.
  5. Pasado este tiempo, emplatar las espinacas y espolvorear queso rallado especial para gratinar por encima. Colocar las virutas de jamón. 
  6. Gratinar  en el horno 5 ó 7 minutos a 220 º C .
  7. Servir calientes.
                                       


LA RECETA EN IMÁGENES:


        ¡ BUEN PROVECHO !



Publicar un comentario en la entrada