sábado, 3 de diciembre de 2016

BERENJENAS GRATINADAS AL HORNO CON ATÚN Y BECHAMEL




Me encantan las berenjenas y sobre todo las berenjenas gratinadas con bechamel. En otras ocasiones, cuando he preparado este plato, he enharinado y frito las berenjenas, pero en esta ocasión las he asado al horno para que la receta quede más ligera y con menos grasa. Hoy os dejo este delicioso y saludable plato  que seguro que os encantará.


INGREDIENTES:
  •  4 berenjenas grandes
  • 1 lata grande de atún en escabeche
  • 1 bote de tomate frito casero
  • 1 pimiento asado grande
  • queso emmental rallado para gratinar
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra
  • aceite de oliva suave

ELABORACIÓN:
  1. Pelar las berenjenas, cortarlas a la larga en rodajas gruesas, salarlas  y dejarlas reposar una hora en un escurreverduras para que suelten líquido y después no amarguen.
  2. Pasado este tiempo lavar las berenjenas y secar bien con un paño de algodón.
  3. Colocarlas en una fuente o bandeja grande, regar con aceite de oliva  y hornear unos 30 minutos hasta que estén tiernas.
  4. Sobre una fuente redonda de horno disponemos una capa de tomate frito casero, después colocamos una capa de rodajas de berenjenas asadas, una lata de atún desmigado y las tiras de pimiento asado.
  5. Extendemos otra capa de tomate frito y disponemos otra capa de berenjenas.
  6. Por último, cubrimos con la salsa bechamel y espolvoreamos con queso rallado emmental.
  7. Hornear a 200 ºC durante 25 minutos hasta que el gratinado coja un bonito color.



SALSA BECHAMEL: 


Ingredientes:

  • 3 cucharadas soperas de aceite de oliva suave
  • 1 cucharada colmada de harina
  • 600 ml. de leche caliente
  • sal

Elaboración:
  1. En una sartén honda echar tres cucharadas de aceite de oliva suave. Cuando esté caliente  añadir una cucharada colmada de harina y freír bien hasta que dore. Remover con una cuchara de palo para que no se pegue.
  2. Añadir la leche caliente poco a poco hasta formar una bola que se despegue de las sartén.
  3. Seguir añadiendo leche poco a poco mientras removemos constantemente  hasta formar una crema fina y sin grumos. Salar y probar la salsa para que nos quede a nuestro gusto.
  4. El truco para que nos quede una salsa fina, está en añadir la leche poco a poco y remover constantemente hasta que hierva y así, sucesivamente.





¡BUEN PROVECHO !
Publicar un comentario en la entrada