sábado, 18 de marzo de 2017

BIZCOCHUELO DE NATA Y LIMÓN





Hoy recuerdo este delicioso bizcochuelo que  hacía mi madre  con la nata que resultaba de hervir la leche fresca, que llevaba el lechero a casa todas las mañanas. Se hervía en un cazo alto  antes de consumirla y, tenías que estar muy atento, para que la leche no se saliera del cazo cuando empezaba a hervir. Aún recuerdo aquel delicioso olor a leche recién cocida que inundaba toda la casa. 

Durante la cocción de la leche se formaba en el cazo una capa gruesa de nata en la superficie, que se iba guardando en un tazón para después elaborar diversos dulces, entre ellos, este delicioso bizcocho. Como hoy en día la leche que consumimos no es recién ordeñada (sino que viene pasteurizada y homogeneizada), es más trabajoso conseguir la auténtica nata de la leche fresca. 

He elaborado este bizcocho con nata para montar con un 35% de materia grasa. Evidentemente, no es el mismo sabor del bizcocho que se hacía en casa con nata fresca, pero también queda muy rico, esponjoso y jugoso, ideal para tomar con un café o con un chocolatito. ¡Aquí os dejo la receta!



                                                                          






INGREDIENTES
------------------------

  • 4 huevos
  • 180 g de azúcar
  • 1 cucharada de azúcar
  • 180 g de harina de repostería
  • 200 ml de nata líquida para montar
  • 1 ralladura de limón
  • 1 sobre de levadura Royal (16 g)
  • mantequilla para engrasar el molde


ELABORACIÓN
-----------------------
  1. Precalentar el horno a 180 º C.   Forrar con papel sulfurizado y embadurnar un molde redondo desmontable de 20 cm. de diámetro.
  2. Separar las claras de las yemas.
  3. En un bol batir las yemas con el azúcar y la nata hasta que formen punto de cinta o relieve . Deben quedar blanquecinas y consistentes.
  4.  Añadir  la ralladura y la harina junto con la levadura tamizada, hasta que quede una mezcla consistente y homogénea. Reservar.
  5. Montar la claras a punto de nieve hasta que que formen picos suaves. Añadir una cucharada de azúcar. Seguir batiendo hasta conseguir un merengue firme. 
  6.  Agregar la cuarta parte del merengue a la mezcla de yemas. Mover con movimientos envolventes y con suavidad para que la masa no pierda aire. Añadir el resto del merengue de otra dos veces.  
  7. Verter la masa en el molde y hornear a altura media de horno, temperatura 180 ºC, de 40 a 45 minutos. Cuando esté hecho quedará dorado y firme por la superficie. Si pinchamos un cuchillo o una aguja ha de salir limpio.
  8. Cuando esté frío espolvorear con azúcar glas.


CONSEJOS
------------------
  • Nunca abrir el horno durante los primeros 30 minutos de cocción del bizcocho para que la masa no baje.
  • Cuando lo saques del horno, deja que se enfríe 10 minutos en el molde y después desmolda, desprendiéndolo con cuidado de la pared del molde con ayuda de un cuchillo y déjalo que termine de enfriar sobre una rejilla.
  • Una vez frío, conservarlo  en una tartera con tapa o envuelto en film o papel de aluminio.
  • Puedes poner piñones por encima antes de hornearlo, quedará buenísimo.





Publicar un comentario