jueves, 22 de noviembre de 2018

ESPINACAS CON BECHAMEL Y ATÚN

                                   
           

Hoy os dejo esta receta muy rica y sabrosa de espinacas con bechamel. 


A diario suelo cocinar el día de antes e intento hacer recetas sencillas que no me lleven mucho tiempo en su elaboración y queden ricas al recalentarlas. Otra cosa son los fines de semana en los que dispongo de más tiempo para entretenerme en la cocina haciendo recetas algo más sofisticadas.


Esta receta es de las que yo llamo " cómoda", de las que se cocina en la misma sartén todo el tiempo, evitando tener que ensuciar más cacharros. Disfruto mucho cocinando, es una de mis aficiones pero "no es lo mismo cocinar por obligación que por devoción".

La presentación de esta receta de espinacas la he hecho en tupper de cristal individuales que son muy prácticos para poder hornear tanto en el microondas como en el horno y también para congelar la crema de espinacas si se hace cantidad.

¡Aquí os dejo la receta!



  



INGREDIENTES
  • 300 g de espinacas lavadas y cortadas
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 1 cucharada de aceite de oliva 
  • 2 cucharadas colmadas de harina
  • 600 ml de leche
  • 2 latitas pequeñas de atún en escabeche
  • sal
  • nuez moscada  y pimienta negra molida
  • Queso Emmental y Cheddar rallado

ELABORACIÓN
  1. En una sartén derretir la mantequilla junto con la cucharada de aceite a fuego medio. Echar las espinacas bien lavadas y troceadas. Dejar que reduzcan hasta que las hojas queden  lacias.
  2. Tamizar dos cucharadas de harina sobre las espinacas y rehogar.
  3. Añadir la leche poco a poco hasta formar una bechamel suave y no espesa.
  4. Añadir el atún bien escurrido y desmigado y remover constantemente durante unos minutos. Salpimentar y añadir la nuez moscada a gusto. Volver a remover la crema y probar. 
  5. Pasar a un recipiente refractario y gratinar  en el horno.
  6. Servir calientes.
LA RECETA EN IMÁGENES:







¡AHORA A GRATINAR!

Publicar un comentario