viernes, 22 de febrero de 2019

HUEVOS CROQUETONES


Hoy os dejo esta receta que hemos preparado siempre en casa, desde que yo era una niña. Estos huevos se hacían en celebraciones o cuando nos juntábamos muchos a comer para tomarlos de aperitivo. 
Yo los preparo en casa habitualmente, siendo muy socorridos para una cena rápida.  Se han de consumir en el día o al día siguiente como mucho, de lo contrario se echan a perder rápido. No he probado nunca a congelarlos como hago con las croquetas, no se que tal quedarán.  

Es una receta económica aunque algo entretenida, sobre todo por la elaboración de la bechamel. 
Si queréis podéis acompañarlos con una salsa mayonesa o con una salsa de tomate. ¡Va en gustos!.



                                                 
INGREDIENTES
  • 6 huevos cocidos, pelados y partidos a la larga a la mitad
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 1 cucharada de aceite de oliva 
  • 2 cucharadas colmadas de harina
  • 600 ml de leche (aproximado)
  • sal
  • nuez moscada 
Para el rebozado:
  • 1 huevos grande batido
  • pan rallado 
  • harina para rebozar

ELABORACIÓN
  1. Salar ligeramente los huevos partidos por la mitad y reservar.
  2. Hacemos la bechamel: En una sartén honda derretir la mantequilla junto con el aceite y agregar la harina. Remover hasta formar una pasta dorada. Agregar poco a poco la leche e ir removiendo constantemente, a fuego medio para que no se pegue. Es importante que durante todo el proceso, añadamos la leche poco a poco para que la bechamel vaya cociendo al mínimo y quede fina. Salar y rallar por encima algo de nuez moscada. Volver a probar de sal y si es necesario corregir. La bechamel ha de quedar más bien espesa. Con ayuda de dos tenedores,  bañar las mitades de huevo en la bechamel y dejar enfriar en un plato.
  3. Empanar los huevos: Cuando se hayan enfriado del todo, coger el huevo con cuidado, recortar la bechamel sobrante (para que nos quede con forma bonita) y  rebozarlos en harina, después en huevo batido y por último en pan rallado. Reservar en un plato tapado con film transparente para que no se sequen antes de freír. 
  4. Freír en abundante aceite de oliva. Servir calientes.
                                       ¡Buen provecho!





















7 comentarios:

Lola Martinez dijo...

Son algo entretenidos, pero al igual que las croquetas merece la pena hacerlos porque quedan riquísimos.
Un beso.

Concha Cabello dijo...

Elvira los huevos a la bechamel son una de las cosas que preparaba cuando conocí a mi marido, mi madre nunca los había cocinado en casa, y a mí me parecieron un bocado delicioso, acompañado de un poco de ensalada, o como complemento a un plato de sopa, también como aperitivo o entrantes, hace años que no los hago, no sé, son de esas cosas que de tanto hacerlas, un día te cansas y te olvidas de ellas hasta que lo ves y se despierta en ti unas ganas incontenibles de comerlas, que es lo que me ha pasado a mí justo al ver tus huevos que más que croquetones, yo los llamaría “coquetones” Jajajaja, porque te quedaron perfectos.
Besos. Disfruta de un buen fin de semana con tus chicos.

COCINA Y REPOSTERÍA DE ANTAÑO dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
COCINA Y REPOSTERÍA DE ANTAÑO dijo...

Muchas gracias. Un abrazo.

Elisa Gómez Fernández dijo...

OHHHH, qué ricos!!!! Me encnatan , hace mil años que no los preparo pero son una delcia!! No te conformas con uno pues son adictivo. Un beso!!!

el marqués de muchabarba dijo...

Me encantan estos huevos. Es un aperitivo de lo más rico.
Saludos

COCINA Y REPOSTERÍA DE ANTAÑO dijo...

Muchas gracias. Un saludo.