sábado, 16 de marzo de 2019

BIZCOCHO "ELVIRA"




Hoy os traigo este rico y esponjoso bizcocho, ideal para tomar en el desayuno o la merienda. Lo he querido llamar "Bizcocho Elvira" en honor a mi madre, ya que es ella la que me ha dado esta receta. Es muy parecido al bizcocho de yogur, lo único diferente es que se sustituye el yogur natural por uno griego y el aceite por nata montada. Una variante muy rica que seguro  os gustará.

¡Nada como un bizcocho casero para pasar una tarde en familia!.


INGREDIENTES
  • 3 huevos
  • 1 yogur griego
  • 250 ml de nata para montar
  • 2 envases de yogur de azúcar
  • 3 envases de yogur de harina
  • 6 nueces partidas en cuartos
  • 1 ralladura de limón
  • 1 sobre de levadura Royal
1 molde desmontable de 20 cm
1 batidora de varillas

ELABORACIÓN
  1. Embadurnar   con mantequilla  el molde y ajustarle con un papel de hornear en la base. Enharinar.
  2. Batir los huevos con el azúcar hasta que doblen su volumen y quede una crema blanquecina.
  3. Montar la nata hasta que forme picos suaves y añadir a los huevos. Batir e incorporar el yogur y la ralladura de limón.
  4. Añadir la harina tamizada junto con la levadura. Batir.  Por último incorporar las nueces enharinadas y mezclar.
  5. Verter la masa en  el molde y hornear a 180ºC a altura media de 3/4 aproximadamente.
  6. Desmoldar y dejar enfriar sobre una rejilla.
  7. Una vez frío, espolvorear con azúcar glas.
¡Buenprovecho!





7 comentarios:

Lola Martinez dijo...

Mis felicitaciones a tu madre, y a ti por supuesto, por darnos a conocer este rico bizcocho, más graso de lo que acostumbro, pero no por ello menos rico. Tiene un aspecto rico de verdad.
Bss

COCINA Y REPOSTERÍA DE ANTAÑO dijo...

Hola Lola. Muchas gracias. Un abrazo fuerte.

Concha Cabello dijo...

Elvira me parece fantástico bautizar este bizcocho con el nombre de tu madre, y que a la vez es el tuyo propio. No sé si tu madre es de estar metida en esto de bloguear, pero seguro se siente bien orgullosa de ver como su hija, la homenajea con un bizcocho que ha de estar para quitarse el sombrero. Aunque no me resulta muy difícil imaginarlo, porque hace años mi marido quiso hacer un bizcocho con mi receta en su trabajo, y como no disponía de algunos ingredientes, acabó sustituyéndolos con unos resultados excelentes.
Utilizó mantequilla en lugar de aceite y nata en lugar del yogur, y no veas lo riquísimo que estaba y lo bien que olía, de hecho gustó tanto que se llevó años haciéndolo todas las semanas para el desayuno del personal en su cocina. Y por supuesto algún que otro trozo se venía para casa, jajaja.
Ahora ya tengo una receta con garantías para cuando me apetezca merendar, no hay nada que me guste más que un buen bizcocho a la hora del café.
Besos, pasa una buena semana.

COCINA Y REPOSTERÍA DE ANTAÑO dijo...

Gracias guapísima. Un beso.

CocinandoCon Mandil dijo...

Una variante que me parece estupenda y me la voy a guardar,y nada mejor que tu bizcocho lleve el nombre de tu madre
Besitos para las dos¡¡¡¡

Elisa Gómez Fernández dijo...

Delicioso bizcocho y si es en honor a tu madre, no se hable más. seguro que se aierta siempre con él. la pinta que tiene tan esponjoso y rico no tiene igual. Un beso

Bárbara - Comer De Todo dijo...

Me parece muy interesante la receta, además de que tiene una pinta maravillosa!
Un saludo!