Ir al contenido principal

Destacados

PASTAS DE MANTEQUILLA Y ALMENDRA

Estas pastas de mantequilla y almendra son muy fáciles de preparar y quedan muy finas y ricas de sabor. Se elaboran con unos ingredientes muy básicos y asequibles: Huevo, azúcar glas, harina, almendra molida, agua de azahar y ralladura de limón. Para hacer estas pastas de mantequilla y almendra he utilizado los siguientes utensilios: Un bol o fuente honda grande donde poder mezclar bien todos los ingredientes, las manos para amasar, papel de horno, un rodillo de madera, una bandeja de horno y una brocha para pintar las pastas antes de hornear. Su exquisito sabor y  textura las hacen irresistibles. Un dulce para concluir una buena comida con la familia o con los amigos, acompañadas de un café o un licorcito. ¡Deseo que os gusten!

TORRIJA CARAMELIZADA





La torrija es un dulce tradicional de Cuaresma y Semana Santa.Su historia va más allá, situándose en el siglo XV. Estos dulces hechos a base de rebanadas de pan mojadas en almíbar, leche o vino se utilizaban para aliviar el dolor de las parturientas al dar a luz. Empiezan a aparecer registros de ellas a partir del año 1600. 
Se cree que se convirtieron en tradición para aprovechar el pan duro que sobraba de las comidas. Hoy en día hay cantidad de recetas de torrijas aromatizadas de distintas maneras. La  receta de torrija que os traigo hoy, varía de la tradicional, ya que no necesitaremos huevos ni aceite para hacerla. Es tan sencilla que un un periquete tendremos un postre que no dejará indiferente  a nuestros comensales.   La receta tradicional de torrija puedes encontrarla en este enlace "TORRIJAS DE SEMANA SANTA".

INGREDIENTES:

  • 400 ml de leche 
  • 120 g de azúcar
  • 2 rebanadas de pan de molde gruesas
  • 1 rama de canela
  • 1 piel de naranja
  • azúcar para quemar

ELABORACIÓN:
  1. Infusionar la leche junto con el azúcar, la canela y la cáscara de naranja a fuego mínimo.
  2. Cuando haya dado u  hervor retirar la leche y dejar templar. 
  3. Quitar la corteza al pan de molde.
  4. Retirar la rama de canela y la cáscara de naranja.
  5. Verter la leche en un recipiente ancho y empapar bien el pan por ambas caras. Sacar de la leche con ayuda de una espátula y disponerla en el plato en que la vayamos a servir.
  6. Meter en la nevera. Cuando esté fría espolvorear bien con el azúcar y quemar con soplete. 
  7. Servir a continuación. 

LA RECETA EN IMÁGENES:

Hacer la infusión de leche.

Empapar el pan por ambas caras.

Emplatar y dejar enfriar en la nevera. Espolvorear el azúcar y quemar una vez fría.

Al enfriarse el azúcar quedará una costra crujiente de caramelo que contrasta con la jugosidad del pan empapado en leche. ¡Buen provecho !

Comentarios

Entradas populares