sábado, 3 de marzo de 2018

POTAJE DE GARBANZOS DE FUENTESAÚCO CON ESPINACAS Y BACALAO



Ya se acerca la Semana Santa y este potaje viene genial para estos días de Cuaresma. Esta ríquisima receta de potaje de garbanzos de Fuentesaúco con bacalao y espinacas, aromatizados con comino, clavo y pimentón de la Vera, es toda una explosión de sabores.


El garbanzo de Fuentesaúco es una legumbre producida en la comarca de La Guareña, Zamora. Estos garbanzos han sido apreciados desde la antiguedad, incluso en el S XVI llegaron a contar con protección real. Se caracterizan por tener un tamaño medio grande, color cremoso y pico pronunciado y, tras su cocción, se mantienen íntegros, con la piel blanda y suave, textura mantecosa y uniforme además de tener un delicioso sabor al paladar.

Esta receta es un plato perfecto para prepararla el día anterior, ya que el potaje se asienta y queda mucho más rico.









Ingredientes
  • 300 gramos de garbanzos de Fuentesaúco
  • 300 gramos de bacalao desalado 
  • 300 gramos de espinacas frescas 
  • dos cucharadas de tomate triturado natural
  • 2 cebollas medianas 
  • 1 cabeza de ajo más 2 dientes de ajo pequeños
  • 1 cucharada pequeña de pimentón dulce
  • media cucharadita rasa de comino en grano
  • 1 clavo de olor 
  • 2 hojas de laurel
  • sal
  • agua
  • aceite de oliva virgen extra

Preparación
  1. Poner los garbanzos en remojo la noche antes (unas 12 horas antes de cocinarlos).
  2. Poner el agua a cocer en un cazo.
  3. Escurre los garbanzos y ponlos en una olla con la cabeza de ajos entera, una cebolla con el clavo pinchado en ella y el laurel. Cubrirlos con el litro de agua hirviendo, salar y tapar la olla a presión. Dejar cocer 25 minutos a nivel máximo hasta que estén tiernos. (Dependerá de vuestra olla el tiempo de cocción).
  4. Mientras se van cociendo los garbanzos preparamos el sofrito del potaje. Pelar la otra cebolla picándola bien fina. Poner la en una sartén grande con un poco de aceite y empezar a sofreír, a fuego bajo, hasta que la cebolla esté totalmente pochada. Añadir el tomate triturado y el Pimentón de la Vera y freír hasta que el tomate  evapore por completo el agua. Majar los ajos, un pellizco de sal y los cominos en el mortero. Añadir al sofrito. Es el momento de incorporar las espinacas y dejarlas reducir hasta que bajen su volumen. Saltear.
  5. Cuando los garbanzos estén cocidos, abre la olla, retira las verduras (cabeza de ajo y cebolla) e incorpora el sofrito de espinacas a la olla. Dejar que de un hervor. 
  6. Añade el bacalao desalado en trozos del tamaño que más te guste y deja unos 10 minutos más el potaje al fuego cociendo al mínimo. 
  7. Retirar del fuego. ¡Ya tenemos listo nuestro potaje de vigilia!.  ¡BUEN PROVECHO!
Publicar un comentario