sábado, 21 de abril de 2018

TARTA DE YEMA TOSTADA GLASEADA




Esta deliciosa tarta está formada por un bizcocho  ligero humedecido con un almíbar al ron y relleno de  crema pastelera y yema. 
Mi consejo es que la preparéis  un día antes y la decoréis antes de servir.

¡Aquí os dejo la receta!







Presentación

Una vez fría la tarta retirar el aro y proceder a quemarla con soplete. Después glasear con mermelada de albaricoque, colocar la galleta y las fresas que se habrán de glasear también.


Ingredientes para el bizcocho

  • 4 huevos
  • 110 g de azúcar
  • 60 g de harina
  • 50 g de harina fina de maiz
  • 1 cucharadirta rasa de levadura
Elaboración:
  1. Precalentar el horno a 180º
  2. Embadurnar de mantequilla y forrar un molde de 20 cm de diámetro con papel de hornear.
  3. Batir los huevos junto con el azúcar hasta que adquieran punto de relieve. 
  4. Añadir la harina, la Maicena tamizada y la levadura con movimientos envolventes. 
  5.  Verter la masa en el molde y hornear de unos 25 a 30 minutos a altura media, hasta que el bizcocho esté cocido.
  6. Sacar del horno y dejar enfriar el bizcocho sobre una rejilla. 

Almíbar para bañar la tarta
  • 250 ml. de agua
  • 250 g. de azúcar

Preparación: Poner en cazo el agua y el azúcar y llevar a ebullición lentamente. Aromatizar  con una copa pequeña de ron negro. Retirar del fuego. Humedecer  la tarta con ayuda de una bro

Crema pastelera
  • 6 yemas de huevo
  • 100 g. de azúcar
  • 40 g. de Maizena
  • 600 ml. de leche
  • 1/2 vaina de vainilla
  1. Llevar a ebullición muy lentamente la leche en un cazo con la  vainilla hasta que empiece a hervir. En este punto, retirar del fuego.
  2. Batir las 6 yemas con el azúcar, hasta que la mezcla palidezca y espese. Añadir la Maizena y mezclar.
  3. Retirar la vainilla de la leche y mezclar, poco a poco, con la preparación de yemas, colar al cazo y volver a poner al fuego, sin dejar de batir, hasta que hierva y se espese.
  4. Hervir 1 minuto removiendo sin cesar.
  5. Verter en un cuenco grande o en una fuente poco honda y cubrirla con film transparente para que no forme costra.
  6. Dejarla enfriar por completo antes de utilizarla.
  7. Antes de emplearla batir hasta que esté lista.
Yema pastelera
  • 250 g. de azúcar
  • 125 ml. de agua
  • 6 huevos (clara y yema)
  • 15 g. de maizena
  1. Calentar el agua con el azúcar.
  2.  Batir un huevo y diluir la Maizena. 
  3. Añadir el resto de huevos y batir bien.
  4. Cuando hierva el agua añadir el preparado de huevos pasados por el colador para eliminar impurezas. Remover constantemente para que no se pegue al cazo.
  5. Cuando cuaje y no tenga grumos extender en mármol frío y voltear con espátula hasta que se enfríe para que no pierda brillo.

MONTAR LA TARTA:
  1. Podemos utilizar un  aro ajustable para montar la tarta. Cortar el bizcocho para que nos salgan tres círculos. La tapa de arriba del bizcocho, hará de base. 
  2. Poner la base del bizcocho, dentro del aro,  sobre un plato redondo y humedecer  con el almíbar con brocha pastelera.
  3. Sobre la base almibarada, extender  una capa de crema pastelera. 
  4. Poner otra capa de bizcocho y repetir los pasos 2 y 3 otra vez.
  5.  Por ultimo,  colocar el último círculo de bizcocho, almibarar ligeramente y cubrir con  una capa de yema, extendiéndola con espátula de pastelería. 
  6. Dejar enfriar en la nevera, a ser posible, toda la noche.
  7. Cuando esté fría, retirar el aro ajustable. 
  8. Espolvorear la superficie con azúcar y quemar con el soplete.
  9. Glasear con la mermelada de albaricoque la superficie y los laterales con ayuda de una brocha pastelera y decorar con las fresas cortadas longitudinalmente y la galleta. Glasear también las fresas.
Glaseado de albaricoqueDiluir un tarro pequeño de mermelada de albaricoque con tres cucharadas de agua en un cazo hasta que rompa a hervir.  Remover bien y retirar del fuego. Pasar la mermelada por un colador para eliminar los trocitos de fruta. Pintar toda la tarta con una brocha pastelera. 


Galleta: una vez horneado el bizcocho de la tarta extenderemos con la espátula algo de masa sobrante sobre papel de horno, de manera que quede una capa muy fina y, al cocerse en el horno, forme una corteza muy fina. Colocar en la tarta justo antes de servir.









Publicar un comentario