CROQUETAS CASERAS DE COCIDO MADRILEÑO


croquetas de cocido caseras- pollo-jamón-morcillo
Croquetas caseras de Cocido

Hoy os dejo esta receta de croquetas caseras de Cocido Madrileño. 
Los ingredientes principales de estas croquetas son las sobras de algunas de las carnes del Cocido: Gallina, jamón y carne de morcillo de ternera. El tocino y chorizo los retiro.

Para elaborar esta receta de croquetas caseras he utilizado una sartén honda para poder hacer con facilidad la salsa bechamel y un batidor manual.

Es importante desmenuzar bien las carnes, quitando todos los posibles huesecillos para después picarla con un cuchillo bien afilado. La salsa bechamel ha de quedar fina, respetando siempre las cantidades de los ingredientes que se especifican en la receta.

Cuando cocino croquetas caseras de Cocido hago cantidad y suelo congelarlas para tenerlas disponibles siempre que hagan falta.
Estas croquetas quedan cremosas, con un sabor intenso y con el toque crujiente del empanado. Se sirven recién fritas. Podéis ponerlas de aperitivo junto con una fritura de Huevos Croquetones.


Espero que os gusten.                                                   

INGREDIENTES
  • 210 g de carne  de carne de cocido (gallina o pollo, jamón, morcillo de ternera)
  • 80 g de harina
  • 80 g de mantequilla
  • 700 ml de leche
  • 200 ml de caldo de cocido
  • pimienta negra recién molida 
  • sal 
Para el rebozado:
  • 2 huevos grandes
  • pan rallado 
  • harina para rebozar

ELABORACIÓN
  1. Cortar la carne del cocido en trocitos muy pequeños y reservar.
  2. Hacemos la bechamel: En una sartén honda derretir la mantequilla, agregar la harina. Remover hasta formar una pasta dorada. Agregar poco a poco la leche e ir removiendo constantemente, a fuego medio para que no se pegue. Es importante que durante todo el proceso, añadamos la leche poco a poco para que la bechamel vaya cociendo al mínimo y quede fina. Por último, añadir el caldo de cocido también poco a poco.  Salpimentar. Al final agregar la carne de cocido bien desmenuzada. Remover constantemente hasta que vuelva a cocer la bechamel.  Volver a probar de sal y si es necesario corregir. La masa ha de quedar más bien espesa, pero tampoco demasiado, para que no resulten pesadas. Pasamos la masa a una bandeja y dejamos enfriar a temperatura ambiente 3 horas mínimo.
  3. Envolver las croquetas: Con dos cucharitas cogemos la masa, formar unas bolitas y rebozarlas en harina, después en huevo batido y por último en pan rallado dando la forma final de la croqueta.
  4. Freír en abundante aceite de oliva. Servir calientes.
                                     



LA RECETA EN IMÁGENES:




  ¡Buen provecho!

Comentarios

  1. Personalmente las croquetas son un plato sobresaliente, y estas están para quitarse el sombrero, un beset

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por dejar tu comentario e interesarte por mis recetas, me hace sentir enormemente feliz!

Entradas populares